Boilers Eléctricos
    Boilers de Depósito Eléctricos  
    Boilers de Paso Eléctricos  
    Boilers Comercial - Industrial  
    Boilers de Recirculación de agua  
    Timers para Boilers Eléctricos  
    Generadores de Vapor Industriales  
  Boilers de Gas  
    Boilers de Paso de Gas  
    Boilers de Depósito Comercial  
    Boilers de Depósito Doméstico  
  Boilers para Albercas y Jacuzzi  
    Boilers para Albercas Eléctricos  
    Boilers para SPA  
    Boilers para Albercas Bomba de Calor  
  Unidades de Sauna y Vapor  
    Generadores de Vapor Eléctricos  
    Unidades Baños Sauna Eléctricos  
  Boilers Híbridos  
    Bomba de Calor + Boiler Eléctrico  
  Resistencias de Inmersión  
  Boilers Especiales  
  Accesorios y Control  
    Gabinetes de Seguridad Eco Smart  
    Resistencias Tubulares de repuesto  
    Termostatos para Boiler  
    Válvulas para Agua  
 

Ahorro de energía en hoteles con calentadores de agua solares


La historia del boiler solar


Consumo de calentadores de agua en Hoteles


Calentadores de agua de Sistema Híbrido para la Industria


La importancia de cuidar el gas en tiempos de frío


Sistemas de Boiler para Hoteles


Cómo elegir tu Boiler o Calentador de agua


Qué es un Boiler o Calentador de agua


Cómo funciona un calentador de agua de gas y eléctrico

 
       
 

Qué es un Boiler

Qué es un Boiler o Calentador de agua

Un boiler o calentador de agua, es una unidad o artefacto que funciona para elevar la temperatura del agua (proceso termodinámico) que utiliza un tipo de energía para elevar la temperatura.

El tipo de energía puede ser la Elctricidad, el Gas LP, el Gas natural, la Energía Solar, etc.

Los tipos de Boilers o calentadores de agua más conocidos son: Boilers eléctricos, Boilers gas, Boilers de depósito o tanque, Boilers instantáneos ó de paso, boilers solares, boilers híbridos o con sistemas alternos, calderas, bombas de calor, intercambiadores de calor, boilers industriales, boilers para casa, calentadores de agua, calentadores para piscinas ó albercas, etc.

Sus aplicaciones pueden ser para muy diversos usos en: Residencias, casas habitación, escuelas, hospitales, moteles, procesos industriales, regaderas en serie, oficinas, gimnasios, deportivos, laboratorios, Industria en general, etc.

Para seleccionar el tipo de boiler se hace en base a el número de personas y cantidad de servicios a suministrar principalmente. Igualmente necesario tomar encuenta otros factores importantes, como distancia entre el boiler y las llaves de uso, aislamiento térmico, etc. Para aplicaciones especiales se requiere un análisis detallado de la necesidad a cubrir.

Los tipos de Boilers o calentadores de agua más conocidos son:

  • Boilers de depósito

Este tipo de boiler se caracteriza por tener un tanque interno en el cual se almacena el agua. Ahí se calienta hasta llegar a la temperatura seleccionada en el termostato, punto en el cual se apaga automáticamente. Cuando el agua del depósito se enfría o se usa, se repite el proceso.

  • Boilers instantáneos o de paso

El funcionamiento de este tipo de boiler es similar al de depósito, la diferencia radica en que el agua fría entra por tubos previamente calientes y al llegar al depósito, el cual es más pequeño que el de los calentadores anteriores, tarda menos en calentar. Así, el abastecimiento de agua caliente es constante.

En este tipo de aparatos la capacidad de calentamiento se mide en litro por minuto (l/min), lo cual depende de la presión del agua, por ello algunas marcas tienen dos referencias: nivel del mar y Ciudad de México.

  • Boilers solares

Un calentador solar nos ayudará a ahorrar gas, ya que calienta el agua con la energía proveniente del sol.

El sistema consta de dos partes: el colector solar, que se encarga de capturar la energía solar y el termotanque, que almacena el agua caliente.

Se recomienda instalar en serie el calentador solar con el de gas (boiler), para que opere como respaldo en época de invierno o cuando utilizamos mucha agua.

Combustibles

A la larga, el mayor costo asociado al calentamiento de agua es el combustible, más que el costo del equipo y su instalación. El calentador de agua y su instalación lo pagamos una sola vez, mientras que con el combustible lo hacemos todos los meses.

Siendo el gas natural el más económico, es la opción lógica en la mayoría de los países. Pero el gas natural no está siempre disponible, sobre todo en lugares apartados. La segunda opción es el gas propano o GLP. Está de parte de nosotros hacer trabajos de investigación para saber que combustibles hay disponibles en la zona y cuales ofrecen mejores opciones de ahorro.

La energía solar se puede aplicar directamente al calentamiento del agua, existen equipos comerciales que contienen todos los accesorios necesarios para calentar el agua y acumularla para usos posteriores. Si bien este sistema no pueda cubrir todo el requerimiento de agua caliente, es una ayuda que nos permite ahorrar energía. Aunque probablemente en invierno, cuando más necesitemos agua caliente, haya una enorme nube sobre nuestra casa.

El calor que expelen los compresores de aire acondicionado o los compresores de refrigeradoras también puede ser transferido al agua. Que, de igual manera, aunque no cubra todas las necesidades contribuye al ahorro.

Otro sistema empleado para calentar agua consiste en hacerla circular por intercambiadores de calor, los cuales cumplen la función de transmitir esta energía a la cañería de la red de agua corriente que ingresa al domicilio; utilizando el agua que se desecha de duchas, lavado de platos, lavadoras u otras máquinas o electrodomésticos que descarten agua caliente, sacando provecho de esta forma a tales calorías y utlilizándolas para elevar unos cuantos grados la temperatura del agua que está entrado desde la calle. De esta forma se facilita el trabajo del calentador.